viernes, 13 de enero de 2017

Omar Gutiérrez Peña: prófugo de la poesía y de la vida

A Omar Gutiérrez lo conocí en el Taller de Poesía de Villa de Cura que coordinaba el poeta Efrén Barazarte en la Escuela de Música Ángel Briceño, eso fue en 1990; un año después a todos nos sorprendió su muerte, tan llena de incógnitas e impotencia. Era un "infante terrible" de la poesía, con verbo crítico y punzante. Sin embargo, un buen amigo. Algunas veces lo vi con Fernando Olivo, presentando una obra de títeres en la urbanización El Toquito de Villa de Cura y una vez le dijo a un compañero de taller "más poeta serás tú". He aquí parte de su corta biografía y tres de su poemas. Finalmente, un texto de Ingrid Chicote, publicado en la página Raíces del diario La Antena (1996), precisamente dedicada al poeta ausente. Omar fue un poeta, indiscutiblemente. Lástima que se marchó tan pronto con su "maleta de prófugo"...


Argenis Díaz/ 2017

Omar Francisco Gutiérrez Peña. Nacido en Villa de Cura (Aragua, Venezuela), 1968. Fallecido en Puerto Ayacucho (Amazonas), 1991. Poeta, titiritero. Cursó estudios de bachillerato en el Liceo Alberto Smith de Villa de Cura. Ingresó a la Facultad de Derecho de la Universidad Central de Venezuela, donde formó parte del Grupo de Títeres Cantalicio. Fue sorprendido por la muerte cuando realizaba una gira con el grupo Cantalicio en diciembre de 1991; para el momento cursaba el cuarto año de Derecho.

Como poeta participó en lecturas y recitales. Formó parte del Taller de Poesía de la Casa de la Cultura de Maracay bajo la coordinación de Harry Almela (1985); del Taller Literario de Villa de Cura bajo la coordinación de Efrén Barazarte y de Igor Barreto (1990-1991) y en el Taller de Creación Literaria del Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (Celarg), 1990. Fue colaborador de la revista y editorial La Espada Rota y cofundador de Hipocampo, revista literaria de Villa de Cura, 1991.

Sus poemas aparecen en las antologías: Lapidario (1992); Hojas de Otra Comarca. Casa de la Cultura de Maracay/ Taller de poesía, editado por la Secretaría de Cultura del estado Aragua, 1986; I Concurso Literario Estudiantil de la Facultad de Humanidades y Educación de la UCV/ Poesía, 1991. Su nombre aparece en el Diccionario abreviado de escritores venezolanos (1900-2003)/ Quienes escriben en Venezuela, publicado por el Conac, Caracas, 2004. 
La Fundación Editorial El Perro y la Rana. Imprenta regional, ediciones de Aragua publicó textos suyos en la breve antología El hondo país de los ausentes/ Selección de poesía Aragüeña (2007), N° 1 de la colección La Otra Claridad, donde comparte espacio con Agustina Ramos, Aly Pérez, Augusto Padrón, Elí Galindo,Féliz Guzmán, Manuel Peñaloza, Miguel Ramón Utrera y Zoraida García. 

Publicaciones: 
De pájaros, astronautas y prófugos. Ediciones La Espada Rota (1992). 
Argonauta ebrio (1997).


Poemas de Omar Gutiérrez Peña


Cuadro de familia

Pálido es el que habla en primera persona
de mi casa
y si aún vive en la misma dirección
con su techo agujereado de pelotas.
Hace un trimestre huí
de un carro de velocidad histérica
y la policía sospecha consuetudinariamente
de mi bolso.
Llega la época en que se agotan
los cosméticos básicos
y no sé si mis ascendentes
podrán hablar de mis tallas
y de la marca de helado que prefería.
Sin embargo retomo 
mi cama y la habitación
a tres cuadras de la escuela
que no me añora.
Hay una llamada perfumada
en el teléfono de la residencia
y es que mi casa ha viajado acá
con su árbol de mango
al ser vendida,
nada tengo que contar ahora de ella.


POEMA DOS

Guardo guijarros de catedrales
en mis bolsillos
para ablandar
los panes que como
mientras salgo
con pañuelo y risa
a despedir a los que en lomo de viento
huyen
de los tantos compromisos
adquiridos en cómodas cuotas
quizás los alcance en la esquina

con maleta de prófugo.


Argonauta ebrio

Fumando el fuego añejo
nadie dio paz a sus licencias
y con los brazos desahuciados
la resaca lo llevó a puerto.
Las escaleras no le nacieron en su ruta
los pájaros del estiércol
no le asustaron en tierra.
Tendría por féretro un bombillo clausurado,
un reloj de pulsera 
donde las horas prescriben a tiempo.
Ató su propiedad a una soga
arrendando el viaje
a los meses obsesos de vacaciones,
el único territorio habido
parecía de leyes y presidencias.


Foto: tomada del facebook de Ivoni Marvelia Peña.


Omar Gutiérrez Peña, poeta.



Lo valiosos nunca muere

Ingrid Chicote


"Aquel que sí necesitó en un momento, aquel que hubiese podido salvar su pequeño cuerpo de poeta bajo el agua jamás llegó. Fue absurda su muerte (jamás un lugar común fue tan certero) como inmensos son la rabia y el dolor que nos arropa"
Miguel Ángel de Lima

Esta es la semana del Escritor y se celebra con varias actividades que se han venido realizando a nivel nacional. Recordamos a un escritor,a un poeta que se fugó por los huecos de sus zapatos hacia nuevos horizontes llenos de luz, hacia la atmósfera sublime donde la poesía es aire liviano, diluido en el agua helada, a pesar del terror que le tenía. 
Omar Gutiérrez fue arrebatado de la vida cruelmente y él, como miles de venezolanos, se convirtió en un caso cerrado donde los autores de su crimen se encuentran en plena libertad. Como siempre, el dinero y la posición social compran las conciencias y quienes buscaron justicia no la hallaron en este mundo de imperfección legal. 

De todas maneras, Omar Gutiérrez sigue siendo irreverente: el estudiante de derecho que defendía sus ideas quedó inerte ante el país de corruptos. Nos deja su canto libre, su protesta al día por el alimento ausente de la mesa, por los niños de hambre, por la mirada de la miseria, por la injusticia. En otras comarcas está escribiendo de nuevo un país que el quería y que algún otro día podremos leer su obra escrita, que como la de Fred Mercury, es hecha cielo.


La Antena, página Raíces, año 4 N° 159, 29 de noviembre de 1996. 

(Dedicada a Omar Gutiérrez Peña).


De: Raíces, La Antena. 1996











No hay comentarios.: