viernes, 24 de febrero de 2012

La Negra Esperanza: embajadora del Joropo Central

Hubo un repunte de lo que hoy conocemos como Joropo Central, una manifestación musical que hunde sus raíces en el pueblo, sobre todo el pueblo aragüeño. Fueron los tiempos del dúo integrado por don Salvador Rodríguez y Margarito Aristiguieta (esa leyenda del joropo central). Esos fueron los comienzos de La Negra Esperanza como embajadora del joropo central, así conocida y bautizada por estos iconos de nuestra música tradicional que se remonta a mediados del siglo XVIII. 
También reconocida como la Joropera de Aragua, Bailadora de Diamante, entre otras menciones, la Negra Esperanza, con casi cuarenta años de trayectoria artística, no solo baila sino que comparte sus vivencias impartiendo talleres de joropo central en las escuelas y promoviendo entre los niños y niñas aragüeñas su pasión por esta música tan especial que arrulló su niñez allá en el barrio La Otra Banda al sur de La Victoria, municipio José Félix Ribas de nuestro estado Aragua, donde el 1º de agosto de 1939 vino al mundo, en el seno de una familia humilde, al amparo de sus padres María Torres y Nicanor Flores. Desde allí  ha difundido el joropo central hacia distintos rincones y ciudades de Venezuela, en diferentes escenarios como ateneos, casas de cultura y centros de cultura popular de todo el país.
La Negra Esperanza ha desarrollado su propio método de enseñar la danza y la historia de la música central en su carácter de autodidacta, ya que apenas pudo completar la educación primaria en colegios de su ciudad natal. En 1991 crea un Encuentro de joroperos y joroperas, cantadores y arpistos, promotores y amantes de la música central denominado La Zapatilla Central, un evento de relevancia, sobre todo en el eje Este de nuestra geografía aragüeña.
La Negra Esperanza no solo enseña joropo, también imparte talleres de elaboración de muñecas de trapo y de hojas de maíz, hasta ha escrito poesías y acrósticos, algunos publicados en la prensa local. Impulsada por la necesidad de transmitir sus saberes logró publicar, con el apoyo del Centro Regional de Documentación e Investigación de las Culturas Populares, la obra didáctica Así bailamos el joropo aragüeño, en julio del año 2000, como un manual y legado de sus saberes y vivencias. Esta valiente mujer aragüeña sigue siendo, como dijo el poeta Williams A. Hernández: “Esperanza que contagia con su donaire el ambiente de quienes la rodean”.
Texto: Argenis Díaz.
Foto: Roimer Portillo.

La Negra Esperanza.



La Negra Esperanza bailando con Homero Volcán.

Bailando con Asunción Villanueva







jueves, 23 de febrero de 2012

Adalberto Pérez Ramírez: poeta, historiador y periodista

Adalberto Rafael Pérez Ramírez. Nacido en Caicara de Maturín, estado Monagas, el tres de diciembre de 1953. Profesor, escritor, poeta y periodista. Miembro directivo del Colegio Nacional de Periodistas seccional Aragua. Residenciado en Maracay. Licenciado en Educación, egresado de la Universidad de Carabobo en la mención Administración Escolar. Ha realizado diferentes cursos de periodismo, oficio que ha desempeñado en diferentes medios impresos, entre ellos: el semanario Sagitario de Maturín; en los diarios: El Aragüeño (1974–1986), El Imparcial (1986–1995) y El Carabobeño (1998-2005), respectivamente.
Profesor de Castellano, Historia y Educación Artística. Ha ocupado importantes cargos como relacionista público y otros puestos de relevancia como asesor en materia de historia y periodismo, secretario de relaciones publicas de la Gobernación de Aragua (2010). También se desempeñó como director de la imprenta del estado Aragua (2011).
En el área literaria, Adalberto Pérez Ramírez dirigió el semanario Gaceta cultural, coordinó por una década la página literaria Orígenes del diario El Aragüeño (1976-1986) y el concurso nacional de literatura de ese mismo medio, así como el Concurso Nacional de Literatura José Zowain del Colegio Nacional de Periodistas seccional Aragua. Ha publicado obras de indudable valor histórico, teniendo en su haber 15 libros publicados y varios inéditos en los géneros de poesía, crónica histórica y biografías. Uno de sus libros más recientes es ¿Quién mató a Zamora?, ampliamente distribuido en las comunidades aragüeñas.
Otras publicaciones: Ranuras, 1980; Simón de las espadas (poesía), 1984; Baduel: tiempos de golpe, 2006; Caicara, tierra de Monagas, 2007; Historias y personajes de CaicaraPáez el rey de los araguatos.
Toda esta labor ha sido reconocida en la región central, obteniendo innumerables galardones como el premio regional de periodismo Diego Hurtado en las menciones de Cultura (1998) y Corresponsal del Año (2002). También recibió la Orden Bolivariana Ciudad de Maracay en primera clase (2006) y el premio municipal de periodismo Hugo Montesinos Castillo (2007).
Con más de 35 años en Aragua, el periodista Adalberto Pérez Ramírez ha sabido dar importantes aportes a la región en campos vitales de la cultura y la comunicación social, contribuyendo de esta manera al fortalecimiento de nuestra identidad como pueblo.

Texto: Argenis Díaz (2011)

Adalberto Pérez Ramírez, poeta y periodista.


viernes, 17 de febrero de 2012

Marcos Montesinos: cultor popular de Zamora

Cultor popular y promotor sociocultural y deportivo con más de 50 años de trayectoria, Marcos Ramón Montesinos González es patrimonio cultural, inmaterial y viviente del municipio Zamora del estado Aragua (2008). Nació en Villa de Cura el 27 de julio de 1946, realizó sus estudios de primaria y secundaria en instituciones educativas de su ciudad natal. Posteriormente, se dedica a la activa participación social, deportiva, cultural y folclórica de la comunidad zamorana, donde ha venido consolidando una incansable labor formativa en niños, niñas y jóvenes de la localidad.
Este trabajo deportivo y cultural de Marcos Montesinos se remonta a los años sesenta, cuando ingresa como promotor al antiguo Consejo Venezolano del Niño (1965), recibiendo a cambio una beca por su labor. Entre otras actividades de carácter social y cultural realizadas, se mencionan: fundador y directivo de la Fundación Danzas Caribay (1984), directivo de la Fundación Ateneo de Villa de Cura (1990), donde se desempeñó como coordinador de eventos culturales comunitarios; presidente del Club de Ajedrez de Pequeños Peones a Grandes Maestros; fundador del Club de Ajedrez Casa de la Cultura Rafael Bolívar Coronado (1998); integrante del Colectivo de Burriquitas Tradicionales de Zamora (2007); fundador del Club de Ajedrez de la Biblioteca Pública Ezequiel Zamora de Villa de Cura (2010) y promotor cultural de la Coordinación de Cultura de la Alcaldía de Zamora, estado Aragua.
De formación autodidacta, Marcos Montesinos ha participado en innumerables cursos y talleres en las áreas de danza, teatro, títeres, baile de la burra o burriquita, organización y actualización deportiva, animación sociocultural, ajedrez básico y recreación. Este acervo cultural le ha permitido servir como facilitador en distintos talleres dirigidos a niños, niñas, jóvenes y docentes, como son: taller de elaboración y difusión de juguetes y juegos tradicionales (más de 15 años de experiencia), danzas folclóricas (20 años de experiencia); recreación, canciones y rondas; ajedrez escolar (más de 30 años de experiencia); cuenta cuentos (10 años de experiencia) y artes visuales (10 años de experiencia).
En los últimos veinte años años, Marcos Montesinos ha impulsado la ejecución de los siguientes proyectos: Elaboración y manejo de Juegos tradicionales de Venezuela; Escuela, Cultura y Comunidad; Zamora Ajedrecista (2004); El Ajedrez como Fuente Permanente de Aprendizaje y Herramienta Pedagógica en el Aula; Recreación Canciones y Rondas (1993) y Escuela Taller Sonrisa, Color y Sueños (1993), este último dedicado a la población infantil.
Por toda esta labor ha recibido el reconocimiento de importantes instituciones educativas, universidades, alcaldía de Zamora, casas de cultura, Gobernación de Aragua y Secretaría Sectorial de Cultura de Aragua. Marcos Montesinos es hoy ejemplo a las futuras generaciones de cultores y promotores socio culturales de Aragua y Venezuela.
Texto: Argenis Díaz
Fotos: Roimer Portillo

Marcos Montesinos, cultor popular (2012).


Marcos Montesinos con la burriquita de Zamora.

jueves, 16 de febrero de 2012

Imprenta de Aragua publicó libro del poeta Gonzalo Caldera

Maracay. Ante un nutrido público, integrado por familiares y amigos reunidos en el salón Pablo Prazuela de la Casa de la Cultura de Maracay, el sábado 11 de febrero, fue presentado el libro  Verso, llano y serranía del poeta, declamador y compositor Gonzalo Caldera Rodríguez, mejor conocido como el Poeta Campesino. Se trata de una nueva publicación del Sistema Nacional de Imprentas y la Red de Nacional de Escritores y Escritoras Socialistas de Venezuela, capítulo Aragua, con el sello de la Editorial El Perro y la Rana.
La actividad fue organizada por el Gabinete de Cultura regional dependiente del MPPC que dirige Carmen Virginia Rodríguez, a través de la Plataforma del Libro y la Lectura, a cargo de Fanny Liendo - diseñadora y diagramadora del libro- y la Red de Escritores de Aragua.
Verso, llano y serranía, pertenece a la colección El árbol y la lluvia de la Serie Popular Nº 1 de la Imprenta Regional y recoge 47 poemas de Gonzalo Caldera, en los cuales le canta a todo aquello que le sirve de inspiración: el llano, las mujeres, la serranía, el cielo, los pueblos que lo vieron crecer y a los cultores y cultoras que ha conocido a lo largo de su recorrido por los caminos de la cultura regional y nacional. Entre estos éstos se puede mencionar a La Negra Esperanza, a Ciro Pimentel y a Tomás Torres Molina, quien prologó este libro que marca el cenit de una obra que engrandece a este roble humano que llega campante a los 84 años de edad.
Bautizo del libro Verso, llano y serranía.

Gonzalo Caldera y su esposa María Eugenia.

Homero Volcán y la Negra Esperanza bailando para Gonzalo Caldera.