lunes, 17 de octubre de 2011

Manuel Cabesa: guardián del libro y la literatura

Con una humildad que lo caracteriza, José Manuel Cabeza Rivero, mejor conocido como Manuel Cabesa, es un guardián de los libros y la literatura. Bibliotecario, poeta, narrador y ensayista, nacido en Caracas el 29 de noviembre de 1960, donde con el tiempo se encargó de la Biblioteca Pública Central Simón Rodríguez.   Con más de 17 años en el estado Aragua, actualmente (2011) es director de la Sala Audiovisual de la Biblioteca Pública Central Agustín Codazzi de Maracay, espacio que ha sido propicio para desarrollar una extraordinaria labor de promoción de la lectura y la literatura en la región, a través de talleres, conversatorios y homenajes a distintos escritores regionales y nacionales.
Autor de ocho libros que reflejan su oficio de escritor marcado con una sólida cultura literaria, que ha desarrollado a partir de la lectura y de su contacto con destacados maestros de la literatura nacional. Participó en el Taller de Poesía del Celarg (1980-1981) y en el Taller de Expresión Literaria del Celarg (narrativa, 2000 – 2001). Es miembro activo del grupo literario “Pie de Página” y miembro fundador de la Red de Escritores del estado Aragua.
Manuel Cabesa ha colaborado en las principales páginas literarias del estado Aragua y del país. Como poeta, narrador y ensayista triangula cada género según la prioridad que le impele, sin una tendencia determinada y mucho menos para hacer reclamo histórico político, pero siempre teniendo algo que ofrecer al lector sensible e inteligente.
Manuel Cabesa es considerado catedrático de la literatura venezolana, pero el sólo espera el respeto y el reconocimiento de sus obras literarias salpicadas por títulos como Vida en común (1985); Secreta permanencia (2001); El acto y lugar de la poesía – Una antología de arte poética venezolana (selección, compilación y notas, 2002) y Un lento deseo de palabras (2010) que revelan el más elevado sentido de la poesía. Una obra reflexiva, integrada por: Santos Michelena. Una estrategia de la Hacienda Pública (1987 y 2008); El espejo de papel, historia y antecedentes del boom de la novela latinoamericana (2005) y el libro de cuentos Falsificciones (2004).
Aparece en la siguiente producción bibliográfica:
Garabato, arte y literatura. Año 2, Nº 2. Ateneo de San Francisco de Asís, estado Aragua. 1995.
Poesía de Aragua (1966-1996). Compilación, preámbulo y notas de Efrén Barazarte. Fondo Editorial de la Secretaría de Cultura del estado Aragua. Maracay, 1997.
Narrativa de Aragua (1970-1996). Compilación, preámbulo y notas de Alejandro Ramírez. Ediciones de la Secretaría de Cultura del estado Aragua. Maracay, 1997.
Muestra de minificción aragüeña (1979-2000). Compilación, preámbulo y notas de Beatriz Mester. Fondo Editorial de la Secretaría de Cultura del estado Aragua. Maracay, 2001.
Casa Grande (revista); Año 2 Nº 5. Fondo editorial Diego Ibarra, Mariara, estado Carabobo, 2005.
Diccionario de escritores. ¿Quiénes escriben en Venezuela? Conac, 2004.

Texto: Argenis Díaz.
Foto: Yadira Pérez



martes, 4 de octubre de 2011

Ganadores de la Bienal de Literatura Miguel Ramón Utrera 2011

Maracay. Con un fundamentado criterio de selección, el jurado calificador de la Bienal de Literatura Miguel Ramón Utrera, en las menciones de poesía y narrativa, emitió el veredicto sobre los ganadores de esta edición del 2011 del certamen de las letras,  enmarcado en la celebración del Bicentenario, que logró involucrar a escritores de todo el país.
En el renglón de poesía, el jurado integrado por Pedro Ruiz, Ingrid Chicote y Luis Alberto Crespo designó ganador por unanimidad el poemario titulado Provinciano Cósmico, con el seudónimo El Incontrastable, que una vez abierta la plica resultó ser de Carlos Ildemar Pérez, escritor de Maracaibo, estado Zulia. Dicho jurado considero que esta obra presenta “relevantes hallazgos formales de la lengua regional”, fidelidad temática y “revela una nueva voz poética” que da resonancia a la palabra popular.
En narrativa, el jurado formado por Ángel Malavé, Julián Márquez y Manuel Cabesa decidió a favor de la obra Memorias de Mabil, firmado con el seudónimo Kid Ramón, perteneciente al escritor Alberto Castillo Vicci de Barquisimeto, estado Lara, por su “calidad de estilo” y “su acercamiento entre nostálgico e irónico a una parte del pasado venezolano visto desde la cotidianidad de un narrador socialmente marginado, pero con una gran dosis de perspicacia existencial”.
Una mención de honor mereció el trabajo titulado El amor, esa poca cosa, con el seudónimo Humberto Palma, de Arnaldo Jiménez, escritor de Puerto Cabello, estado Carabobo; obra que, “a través de una prosa minimalista, sondea por las variantes de las relaciones de pareja con todo lo que conlleva de ternura, odio, ironía, desesperanza, amor y absurdo”.
Cabe recordar que la Bienal de Literatura Miguel Ramón Utrera fue convocada por la Coordinación de la Oralidad y el Pensamiento Escrito del recién creado Instituto de la Cultura de Aragua con los auspicios del Gobierno Bolivariano de Aragua, a través de la Secretaría del Poder Popular para la Cultura. En esta oportunidad fueron presentados 25 trabajos en poesía y 9 trabajos en narrativa. Los dos autores galardonados recibirán un premio en efectivo de diez mil bolívares (Bs. 10.000,00) y la publicación de la obra.