viernes, 29 de julio de 2016

La Escuela Arístides Rojas hacia sus noventa años



El 16 de septiembre de 1926 fue fundada la Escuela Federal Graduada Arístides Rojas en Villa de Cura, 90 años después la conocemos como Escuela Básica Nacional y lleva el mismo epónimo del destacado médico, naturalista, historiador, escritor, ensayista científico y literario Arístides Rojas; nacido en Caracas el 5 de noviembre de 1826 y fallecido el 4 de marzo de 1894. Es decir, que la escuela fue creada en el marco del centenario del natalicio de este ilustre venezolano que dejó como legado una extensa obra científica y literaria.
La fundación de la EBN Arístides Rojas formó parte de un grupo de treinta escuelas para varones creadas durante el mandato del general Juan Vicente Gómez. Abre sus puertas el 25 de mayo de 1926 como “Escuela federal Graduada para varones” y luego le es colocado su epónimo actual. En sus inicios muchos alumnos no culminaban sus estudios; al tener elementales conocimientos de lectura, escritura y aritmética, los retiraban para que trabajaran y ayudaran en el sustento de la familia.
La Escuela funcionó en varias sedes antes de quedar en su plantel actual ubicado en la calle Dr. Manzo cruce con la calle Sucre de Villa de Cura:
·         Casa de los Carabaño (luego Mercedes de Rondón), calle Comercio Este frente a la Casa Parroquial. Año 1926.
·         Casa de Juan Licón, calle Páez c/c Leopoldo Tosta. Año 1927, algunos meses.
·         Casa de los Salvatierra, avenida Bolívar c/c Jaime Bosch. Año 1927, algunos meses.
·         Casa del “Dátil” (luego de los Paradisi Linares), calle Comercio c/c Rivas Castillo. Año 1927 hasta mediados de 1928.
·         Casa de Román González (hoy Mueblería La Época), calle Miranda c/c Dr. Rangel. Desde mediados de 1928 hasta mediados de 1930.
·         Casa de Almacén José Rafael Hernández, avenida Bolívar oeste. 1930 hasta finales de la década de los 40 cuando fue mudada a la sede actual.

En la actualidad funge como directora de la EBN Arístides Rojas la profesora María Morales (2016). Entre los primeros directores de la escuela estuvieron: Víctor M. Orozco (fundador, 1926), Alcibíades Matute Sojo (1927), Carlos Federico Gross (1928-1931), Abelardo Méndez (1931-1936), José Martínez (1936-1937), Francisco Guerrero Rosales (1937-1939), Sady Rodríguez (1939-1941), Antonio Aparicio (1941). Todos ellos entre los primeros docentes de la institución, además de otros personajes ilustres como Víctor Ángel Hernández, Miguel Hernández Carabaño, Juana Betancourt de Méndez, Ana Julia Rivas, Codina de Briceño, Carmen Rivas González y Matilde Rangel.
Egresaron de esta institución en sus primeras promociones algunos villacuranos y de otros lares que han dejado una importante huella en la historia local, ente ellos: Luis Acosta Rodríguez, Víctor Hernández Ramos, Humberto Esaá Romero, Alfredo Silva Heredia, Pedro Nolasco Martínez, Evelio Aponte Jiménez (primera promoción 1926-1932), Pedro Ernesto Flores, Antonio J. Moreno, Juan Rojas (Juan Torero), Froilán Aguirre Quevedo, Emiliano Rodríguez Paradisi, Omar Gutiérrez Hurtado, Vinicio Jaén Landa, Alejandro Tosta Pérez, Pedro Ezequiel González, Aquiles Paradisi Marrero, Francisco Paradisi Linares, Rafael Ramos, y no podemos pasar por alto a José Manuel Morgado. Muchos de ellos destacaron en las artes, la poesía, la escritura, el comercio y la cultura en general.
 Desde sus inicios hasta la década de los cuarenta, los exámenes para optar al certificado de instrucción primaria elemental (4° grado) e instrucción primaria superior (6° grado) eran públicos y la lista de los aspirantes se fijaba en diferentes lugares del pueblo. Un dato curioso es que en la lista de 1935 para el certificado elemental, figuran entre otros los nombres de Priscila Bolívar, Omar José Gutiérrez Peña, Rosa Amelia Flores (grupo A) y Blanca Parra (grupo B); como jurados están Candelario Matos (presidente de la delegación), Víctor Ángel Hernández, Miguel Hernández Carabaño, Blas Paradisi y Aníbal Paradisi, entre otros.

 Actualmente es una institución caracterizada por su proyección comunitaria, siendo sedes de la Misión Sucre, de la Junta Municipal del Consejo Nacional Electoral, de la Policía Escolar Municipal, Consejo Comunal Centro de Villa de Cura. Funciona internamente el Centro Bolivariano de Informática y Telemática que ofrece y presta el servicio de capacitación en el área de informática a todas las instituciones, misiones, alumnos y ciudadanos que así lo soliciten. Adicionalmente, la escuela ha sido protagonista en la ejecución de importantes proyectos socioeducativos, literarios y culturales que le han dado relevancia el municipio, entre ellos el proyecto Manos a la Siembra, el Concurso Interescolar de Cuentos Margarita Berroterán del grupo Senderos Literarios (2005) y el proyecto Antiguas y nuevas letras de Villa de Cura de la Asociación Civil Villa Literaria Zamora(2015).

Texto: Argenis Díaz

Galería de Lisbeth Seijas.
Foto 2. Tomada del Facebook de la docente Josefa Rojas.
Foto 3. AC Villa Literaria Zamora.

Fuentes consultadas:

Hernández Castillo, Félix. Escrito: “La escuela Arístides Rojas de Cumpleaños (1926-2006)”. (Algunos datos suministrados por Froilán Aguirre Quevedo).

Lápiz, papel y sueños V. Editado por Senderos Literarios (2005).


1. Proyecto Manos a la Siembra en la EBN Arístides Rojas.

2. Alumnos de la EBN Arístides Rojas con la maestra Josefa Rojas.


 
 
3. Niños y niñas en el taller de Creatividad Literaria en la EBN Arístides Rojas.






















jueves, 28 de julio de 2016

Margarita Berroterán: la poeta del campo



Margarita Berroterán Romero. Poeta nacida en Caracas el 12 de diciembre de 1943 – fallecida el 29 de noviembre de 1996 en La Victoria. Fue llamada la “Poeta del campo” por el poeta y compositor Tomás Torres Molina. Fue miembro del grupo Senderos Literarios (El Consejo) y del grupo Cahuakao (Cagua). Residió en la población de Zuata cercana a La Victoria, estado Aragua. Publicó sus textos poéticos en diarios y suplementos culturales como en el semanario El Tabloide de Cagua, diario Avance de Los Teques, El Clarín de La Victoria y en el pregonero Conuco
El Fondo editorial Senderos Literarios le publicó los cuentos infantiles: La iguana rosada (colección popular N° 6, primera edición 5.000 ejemplares, 1989) y La arepita salvadora en los sueños de rollito (Lápiz papel y sueños VI 2007).
En su homenaje se creó el Concurso Interescolar de Cuentos Margarita Berroterán, donde han participado hasta ahora miles de niños y niñas cursantes de la segunda etapa de Educación Básica de varios municipios del estado Aragua. Con diez ediciones de este concurso también se publicaron seis ediciones del libro Lápiz, papel y sueños (2000 – 2007).

 Texto: Argenis Díaz/ 2016

Aquel amor

Aquel amor tan distinto al de padres
y distinto al de hijos
aquel amor apasionado y divino
cuando sueño contigo.

Aquel amor que está en tantas cosas
y que jamás olvido
es lo más bello y grande
que a mí me ha sucedido.

Al llegar esta fecha abro mi corazón
para decirte vida tú eres aquel amor.

Y me regalo a ti con besos y caricias
corriendo por el parque feliz con tu sonrisa

No pudo algún momento
causarme algún dolor
pues para mí tú eres
siempre aquel amor.

Margarita Berroterán
La poeta del campo (03/03/91)
La iguana rosada


En un apartado bosque
de la tierra generosa
una iguanita lloraba
porque era color rosa.

No era verde ni amarilla
ni tan siquiera marrón
y se sentía avergonzada
de su rosado color.

Ni su madre ni hermanitos
querían estar con ella
pues su piel asombraba
y no la veían bella.

Una mañana, muy triste,
de aquel bosque se alejó
para ver si feliz era
a su familia, ella dejó.

Entre árboles y montañas
emprendió su caminar
pensando en algún amigo
que la pudiera ayudar.

Con flores se alimentaba
cuando sintió aquel pitito,
era un saludo sincero
que le daba un buen grillito.

"¿Cómo te llamas?, ¿quién eres?
He llegado a tu bosque.
Soy La Iguanita Rosada
y aquí nadie me conoce".

"Mucho gusto, soy tu amigo
El Grillito Cantarín,
recorreremos el bosque
desde el principio hasta el fin.

Y en prueba de amistad
te regalo este lazo rojo,
no quiero que estés triste
ni tengan llanto tus ojos".

Ella, feliz y contenta,
al fin se pudo reír,
y se sintió más bonita
cuando olvidó su sufrir.

Toditos los animales
que en ese bosque vivían
a La Iguanita Rosada
le dieron la bienvenida.

"Por ese lindo color
que tienes, amiga buena,
todos hemos acordado
que de aquí serás la reina".

"¡Qué sorpresa, mis amigos!"
No esperaba tan alto honor,
pero si aquí soy feliz
seré reina con amor".

Se organizó una gran fiesta
con comida y golosinas,
en aquel bosque moderno:
carro, jacuzzi y piscina.

Y este cuentito moderno
con alegre final acaba,
un trono de bellas flores
para La Iguana Rosada.

Esto demuestra al mundo
que no importan los colores,
porque a los ojos de Dios
todos tenemos valores.


Margarita Berroterán/ 1989

Enlace: letralia.com/15/an01-015.htm



Margarita Berroterán, La Poeta del Campo.

Portada del cuento La Iguana Rosada.

Portada de Lápiz papel y sueños