miércoles, 31 de agosto de 2011

Cielo, sabana y romance

Sabana de pecho abierto
que boca arriba descansas
el cielo mira tus pechos
pero nunca más te alcanza
se está bebiendo tus besos
con suspiros de añoranza
tremolando el pensamiento
como vencer la distancia
si en el caballo del viento
o en la fiel perseverancia
o en preciso momento
que Dios le dé la prestancia
de bajar al aposento
donde su amada descansa
rendida por la tardanza
que tiene el primer encuentro

Sabana abierta y descalza
de espalda siempre en tu lecho
esperando a ver que pasa
con el vientre descubierto,
sueñas que el cielo te engarza
por el talle de tu cuerpo
que te arranca las fragancias
de la flor del sentimiento
tampoco el cielo se cansa
de amar y soñar despierto
viendo tu verde esperanza
con su azul amarillento
y allá están, dice mi verso
contemplando la hondonanza
cielo y sabana se abrazan
allá en el horizonte inmenso.

Gonzalo Caldera, el poeta campesino
Miembro Sacven Nº 3.220

No hay comentarios.: