martes, 15 de agosto de 2017

Rafael Serrano Toro “Barrabás”: De la prisión a la literatura

Entre barrotes y oscuridad, conoció al escritor  Miguel Otero Silva, al reconocido criminólogo Elio Gómez Grillo y a su Esposa y eterna compañera Hilda. La lectura y la literatura le cambiaron la vida y se hizo escritor. Se autocalificó como “un francotirador de la narrativa marginal”. Fue miembro del Taller de Letras Senderos Literarios (Aragua) por 27 años. Con sus charlas sobre “Delito, marginalidad y prisión” participó como panelista y conferencista en institutos educativos y universidades como la UCV, la ULA y la Unerg.

La literatura lo rescató de la cárcel y de la muerte, a través de sus libros.

Pedro Rafael Serrano Toro. Escritor venezolano autodidacta, narrador, deportista, recreador y cultor. Nacido en Caucagua, Barlovento, el 27 de abril de 1937. Fallecido en San Juan de los Morros el 13 de agosto de 2017.

En sus tiempos fue considerado enemigo público número 1 en Caracas; y luego condenado a 30 años de prisión. De los cuales pagó 16: ocho años en la Cárcel Modelo de Caracas y  ocho en la Penitenciaría General de Venezuela (PGV) en San Juan de los Morros.

Creador de una manifestación cultural, la Mula Candelaria, que mantuvo por más de 35 años. “La mula Candelaria forma parte de los burros de San Juan, es una manifestación cultural muy arraigada en el pueblo”, decía Barrabás. En cuanto a sus escritos (relatos, ensayos y artículos de opinión sobre el delito y los delincuentes) fueron publicados en el Papel Literario de El Nacional y la revista Imagen y en la publicación Relación Criminológica del Centro de Investigación Penal de la Universidad de Carabobo, así como en diversos diarios de Guárico y Aragua.

Publicó cinco libros: Si te acercas te mato (1979, Mercalibros); Al rojo vivo (1986, Grafindustrial Aragua); Los Asaltantes (1989, Taller de Letras Senderos Literarios, Colección Popular N° 7); Oficios del hampa (1995); Arturo y otros relatos (“Memorias de la casa grande”), Taller de Letras Senderos Literarios. 2001.

Barrabás recibió el Premio Mara internacional en el año 2007, como un reconocimiento a su trabajo cultural en Fundaculgua y el Ministerio de la Cultura, capítulo Guárico.

Un documental sobre su vida, filmado por Giuliano Salvatore y proyectado en el 2010, ganó el primer premio a nivel nacional en Margarita, estado Nueva Esparta, Venezuela. Al año siguiente, en una reñida competencia en Santiago de Cuba, obtuvo el primer lugar. Esto le dio una proyección en toda América Latina y lo convirtió en un personaje que trascendió las fronteras venezolanas.

De él escribió Miguel Otero Silva: “Rafael Serrano Toro, Barrabás, personaje de una de mis novelas, es un erudito en literatura. Maneja el análisis de la obra de un Camus, o de un Dostoievsky, o de un Gallegos, o de un Díaz Sánchez, o de mí mismo, con una técnica y un dominio que envidiaría para sí cualquier calificado profesor de literatura”.

El personaje al que hizo referencia Miguel Otero Silva es Victorino Pérez de la novela Cuando quiero llorar no lloro.

Texto: Argenis Díaz.


Referencias

http://www.eltubazodigital.com/gente-de-mi-pueblo/una-leyenda-venezolana-fallecio-rafael-serrano-toro-barrabas/
https://www.youtube.com/watch?v=jnImkX_pZPg


Rafael Serrano Toro Barrabás (1937-2017)

Los Asaltantes, 1989.


No hay comentarios.: