jueves, 26 de septiembre de 2019

Miguel Ramón Utrera: la voz de la provincia olvidada

Miguel Ramón Utrera Galindo nació el 25 de septiembre de 1908 en San Sebastián de los Reyes, Aragua. Fue el primogénito de Miguel Mariano del Carmen Utrera e Hilaria María de los Dolores Galindo. Poeta, docente y ensayista, le fue conferido el Premio Nacional de Literatura en 1981 por un jurado compuesto por sus amigos Vicente Gerbasi y José Ramón Medina, el cual rechazo por motivos personales. Fundó la Escuela Federal Graduada Pedro Aldao de su pueblo natal en 1936 y fue su director hasta 1960. Desde 1948 fue presidente de la delegación de Educación en el Distrito San Sebastián de los reyes durante diez años. Realizo estudios de Primaria en su pueblo natal y la Secundaria en Caracas.

Fundó el periódico Crisol y fue Jefe de Redacción del periódico La Caridad, ambos de San Sebastián de los Reyes. Colaboró en diversos periódicos y revistas regionales y nacionales de la época, entre ellos La Voz de Aragua (San Casimiro), Ecos del Tuy (Ocumare) El Quijote (Villa de Cura), Fantoches, El Nacional, Élite, Voltaje y El Universal, promoviendo actividades culturales y una serie de artículos bajo el título general de Surcos del Tiempo.

Realizó ensayos literarios como Tres notas de apreciación sobre la vida y obra de José Rafael Pocaterra, Teresa de la Parra y Antonio Arraiz, publicados en el suplemento literario de El Universal. Estudio: La lírica de Sergio Medina y un Balance de Letras de Aragua; Crónica Biográfica de diez Personajes Aragüeños, Análisis de la Actuación de Alejandro Humboldt en Aragua, Análisis de la Actuación en Aragua del General Francisco de Miranda durante la Primera República, publicados en la revista Voltaje de Maracay. También está su trabajo antológico Poesía de Aragua.

Fue oyente y miembro honorario del famoso grupo literarios “Viernes” junto a Héctor Guillermo Villalobos, Pálmenes Yarza y Aquiles Certad. 

Publicó los poemarios: Elegía serrana (1932), Nocturnal (1940), Rescoldo (1944), Calendario de ausencia (1948); Oficio de verano (1950); La voz recobrada (1953); Testigo del alba (1956); La huella invisible (1960); Aquella aldea (1962); Cuadernos Literarios de la Asociación de Escritores de Venezuela; Selección Poética (1964), Aires de vida (1968); Memoria de la espiga (1975); Edades de la flor (1982); Poesía de Aragua (1968; segunda edición 1992). También aparece en las siguientes publicaciones: La otra Claridad (Editorial La Liebre Libre, Maracay 1993) y Anales del Municipio San Sebastián, estado Aragua (crónicas, Maracay 1993). 

Miguel Ramón Utrera fue la voz poética de la provincia olvidada y la elevó la aldea a categoría poética universal. Su poesía es fina, sencilla, estilizada y llena de imágenes que exaltan el paisaje. Sin embargo, su obra va más allá de la tradición lírica del paisaje como referente inmediato que utilizaron sus predecesores.

En una entrevista que le concediera al diario El Nacional en 1981 y publicada en el Papel Literario, bajo el título “Yo no acepto ese premio”, señaló: “No creo en premios, en ningún premio. He dejado de aceptar condecoraciones en varias épocas. Creo que un mérito, cualquiera que sea, si es sólido, no necesita galardones, el mérito solo basta”.

Respecto al acontecer literario, a la actualidad literaria venezolana, opinaba que hay fallas:

“Hay un vacío que se nota después de la desaparición de Guillermo Meneses. En cuanto a la poesía, creo que sigue en la misma situación desorientada que se planteó desde la última posguerra, hasta el punto de que no existe ninguna representación especial. Se escriben y se publican muchos versos, incluso libros muy delicadamente presentados, pero esta producción no refleja mensajes sólidos”. 

Rechazó que lo catalogaran de “marginado”. Casi al final de la entrevista afirmó: 
“Yo me hice solo, no tuve apoyo familiar para ir a una institución superior, tuve que trabajar en Caracas y estudiar a ratos, hasta lograr una licencia de auxiliar de regente. Después me tuve que quedar en San Sebastián porque no había maestro para la escuela. Toda mi vida útil quedó en ese trabajo, que me dio muchas satisfacciones”.
Falleció el 28 de agosto de 1993 en su pueblo natal. El ateneo de San Sebastián de los Reyes lleva su nombre y una bienal de literatura de la Secretaría Sectorial de Cultura del estado Aragua.

Texto: Argenis Díaz

Agradecimiento a Tulio Rafael Durán por suministrar el dato sobre la fecha de fallecimiento, vía facebook.

Sitios de la imagen: 
https://www.elnacional.com/papel-literario/miguel-ramon-utrera-acepto-ese-premio

Miguel Ramón Utrera de joven.
https://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Miguel_Ram%C3%B3n_Utrera.jpg


Referencias

Efemérides del Estado Aragua. Adalberto Pérez Ramírez. 2012.
Poesía de Aragua (1966-1996). Efrén Barazarte. Secretaría de Cultura de Aragua. 1997)
https://venezuelaehistoria.blogspot.com/2018/09/miguel-ramon-utrera-galindo.html
https://revistainternacionaldepoesia18.es.tl/Miguel-Ram%F3n-Utrera.htm



Miguel Ramón Utrera Galindo (1908-1993).

Miguel Ramón Utrera de joven.
Documental: Miguel Ramón Utrera Galindo. 1993.

No hay comentarios.: